Amalia Avia

(Santa Cruz de la Zarza, Toledo, 1930 – Madrid, 2011)

Bidones. Estación del Norte

1975

óleo sobre táblex

60,5 x 73 cm

Nº inv. 2522

Colección BBVA España


Amalia Avia es una de las artistas más representativas del grupo de realistas españoles que, formados en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, conservaron sus señas de identidad, su modo de convertir lo cotidiano en objeto de su creación, cohabitando con estéticas y tendencias pictóricas contrapuestas impulsadas desde las vanguardias. Un grupo que mantuvo estrechos lazos de amistad desde sus años de la Escuela: Carmen Laffón (1934), los hermanos López Hernández, Isabel Quintanilla (1938-2017), Antonio López (1936) y María Moreno (1933-2020). También en la Escuela conoció al que sería su marido, Lucio Muñoz (1929-1998), con el que se casó en 1960.

Aunque es notable su faceta como grabadora, utiliza la tabla como soporte de la mayor parte de sus obras. Tal es el caso de las obras presentes en la Colección BBVA, todas ellas realizadas en la década de los setenta, una etapa de su pintura en la que se interesó por la representación de calles inhóspitas, esquinas, fachadas de casas, comercios o rincones suburbanos en los que los edificios y su entorno son protagonistas, relegando a un segundo plano la figura humana en los contados casos en los que aparece. Todos ellos elementos de esa “crónica de lo cotidiano” que quiere mostrar, a través de unos colores tenues, oscuros, ocres y grises, que denotan melancolía y serenidad.

En esta excelente composición, en la que es evidente el gusto de la artista por la representación de una ciudad en la que los edificios y su entorno son los protagonistas y la figura humana no forma parte del paisaje, el tiempo se ha detenido.

El tren parado en vía muerta, el árbol desnudo, todo ello destila soledad, desolación. Los bidones cobran importancia, como si se tratase de un grupo de personas que esperan pacientemente en el andén a que la vida acabe venciendo esa melancolía que inunda la escena. Todo en ella acentúa la sensación de que, con el paso del tiempo, los objetos representados han caído en el olvido.