Luis Vélez

(documentado desde 1518 hasta 1575)

Adoración de los Reyes

h. 1559-1560

óleo sobre tabla

127 x 61 cm

Nº inv. P00192



Esta tabla procede de un retablo desmembrado encargado a Luis Vélez el 21 de marzo de 1559 por el regidor de Medina del Campo, Alejo de Medina, para la capilla del Descendimiento de la iglesia de San Miguel de dicha villa.

El retablo, del que existen fotografías anteriores a 1943, fecha en la que fueron publicadas por E. García Chico en un estudio monográfico sobre la iglesia de San Miguel, tenía un relieve central con el Descendimiento de Cristo y cuatro pinturas laterales: un Calvario y la Adoración de los Reyes, a la derecha, y una Resurrección del Señor y una Virgen con el Niño coronada de ángeles a la izquierda. Se desconoce el paradero actual de las tablas que no forman parte de la colección BBVA.

Mientras que en la tabla de la Virgen con el Niño aparece el retrato del donante, Alejo de Medina, en la Adoración de los Reyes se representa a su esposa, María López de Mercado. La ejecución del retablo debió de finalizarse en 1560, fecha que aparecía en una cartela que existía en la mazonería.

En su estilo manierista se aprecia la influencia de Alonso Berruguete (h. 1488-1561). Las figuras de alargadas proporciones, los rasgos faciales y la rigidez de los pliegues de las indumentarias son característicos del estilo de Luis Vélez.

Documentado en Medina del Campo (Valladolid) desde 1518 hasta 1575, fecha de su fallecimiento, realiza en la localidad diversas pinturas, algunas de ellas para el convento de San José de las Carmelitas Descalzas, fundado por Santa Teresa en 1567. En torno a esta fecha se le debió de encargar la tabla La Virgen del Carmen entregando el escapulario a San Simón Stock —para la ermita de Monte Carmelo de dicho convento de clausura, donde se retiraba la santa a rezar—, así como otra de la Resurrección. Una tercera de Santo Domingo como protector de la orden se encuentra actualmente en el convento de Santa María la Real.

También se conoce la colaboración del artista con el pintor Jácome de Blancas y el escultor Leonardo de Carrión en la realización de retablos. Post le atribuyó también unas tablas del retablo de la iglesia de Tordehumos (Valladolid).