Anónimo

Felipe II

h. 1565

óleo sobre lienzo

174,9 x 109,8 cm

Nº inv. P01495


Círculo de Alonso Sánchez Coello

La obra se ha atribuido en ocasiones a Antonio Moro (1519-h. 1576) y, aunque su técnica y calidad difieren ligeramente de las del gran maestro flamenco, mantiene su estilo y sus modelos, que tanto influyeron en la pintura española de retratos y muy especialmente en su discípulo Alonso Sánchez Coello (1531-1588). El lienzo debe situarse en el círculo más próximo a Sánchez Coello, aunque quizás copiando o inspirándose en un original de Antonio Moro, por ahora desconocido.

El gesto de la mano en la cadera se advierte en el retrato de Alejandro Farnesio del Meadows Museum de Dallas, fechado en 1561, y en el del archiduque Rodolfo de la colección de Hampton Court, de 1567, así como en el del príncipe don Carlos de Viena, de hacia 1564, si bien aquí la capa corta solo permite ver la mano sobre el cinto. El rostro del monarca se asemeja más al que se presenta en los retratos de Sánchez Coello en Glasgow (Pollok House) de hacia 1570, que a los de Moro en El Escorial, de hacia 1557.

Se representa al monarca de pie, su mano derecha en la cadera y la izquierda sobre un bufete cubierto de terciopelo rojo sobre el que reposa un gorro de terciopelo negro, a juego con el jubón, con bordado de orfebrería del mismo motivo que este. Viste calzas bordadas y acuchilladas sobre medias calzas blancas, camisa con cuello de lechuguilla, jubón y ropilla forrada de piel con botonadura y bordados de orfebrería. Las calzas altas llevan bragueta, coquina rígida y decorada que aludía a la hombría, con función ornamental. Lleva espada al cinto y al cuello una cadena con el
. El cabello más claro y las pronunciadas entradas le muestran de una edad próxima a los cuarenta años. Nacido en 1527, el retrato debió de realizarse, pues, en torno a 1565.