José Arrúe Valle

(Bilbao, 1885 - Llodio, Álava, 1977)

Obras del autor

XIX-XX Español

Nacido en Bilbao el 1 de septiembre de 1885, es el segundo de los hermanos de la dinastía artística de los Arrúe (Alberto, José, Ricardo y Ramiro). Huérfano de madre, su tía Matilde se hace cargo de su educación, fomentando sus inquietudes desde que era niño.

Su formación inicial comienza en el estudio del pintor Antonio Lecuona (1831-1907), que le enseña las bases del academicismo, y continúa en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao, donde tuvo como profesor, entre otros, a Anselmo Guinea (1854-1906), con quien aprende las nociones del arte moderno.

Durante la primera década del siglo XX tiene la oportunidad de viajar por España, Francia e Italia, completando su aprendizaje. Entre 1900 y 1902 vive en Barcelona y asiste, con tan solo quince años, a las clases del Círculo Artístico, así como al estudio de Ramón Casas (1866-1932). En este ambiente conoce a importantes pintores catalanes del momento, entre los que destacan Miguel Utrillo (1862-1934), Santiago Rusiñol (1861-1931) e Isidre Nonell (1872-1911).

En 1905 se establece con su hermano Alberto en París, donde ambos acuden a la prestigiosa
. Un año después, junto con sus hermanos y su tía Matilde, realiza un viaje por Italia, gracias al cual tiene la oportunidad de estudiar in situ las obras de los grandes maestros.

De vuelta en Bilbao, en 1908 funda la revista "El Coitao". A lo largo de esta etapa obtiene reconocimiento a través de sus escenas vascas de carácter humorístico, consiguiendo numerosas ventas y encargos. Es nombrado profesor de dibujo de figura en la Escuela de Artes y Oficios, y en 1911 participa en la creación de la
como miembro fundador.

En 1913 se instala de nuevo en París, momento en el que se centra en representar fundamentalmente tipos y escenas parisinas. Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, vuelve a Vizcaya, estableciéndose en Orozko, etapa en la que elabora un considerable número de piezas de temática vasca.

A partir de 1920 fija su residencia en Bilbao. Es un periodo muy productivo: colabora en periódicos y revistas y participa en numerosas exposiciones, aumentando su prestigio. En 1928 realiza un viaje a Argentina, donde expone en varias muestras con gran éxito.

Durante la Guerra Civil, su actividad se frena. Su militancia antifascista le pasa factura; es encarcelado dos años, ocupan su casa de Bilbao y sus pertenencias son expoliadas. Cuando recupera la libertad, tiene que comenzar partiendo de cero y se retira por completo de la vida artística. En 1963, instalado en la localidad de Llodio, consigue la tranquilidad necesaria para retomar la pintura, que no abandonará hasta su fallecimiento, el 5 de abril de 1977, a los 91 años de edad.