Francisco de Goya y Lucientes

(Fuendetodos, Zaragoza, 1746 – Burdeos, 1828)

Obras del autor
XVIII – XIX Español

Pintor de historia, composiciones religiosas, escenas de género, retratos, pintor de cartones para tapicerías; grabador y dibujante.

Hijo de José Goya, maestro dorador, y de Gracia Lucientes. Estudió en Zaragoza, en el taller de José Luzán. Tras fracasar repetidamente en los concursos para ingresar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, viajó a Italia en 1770 y a su regreso se casó con Josefa Bayeu, cuyos hermanos le proporcionaron la oportunidad de colaborar en la decoración de las bóvedas de la basílica del Pilar de Zaragoza y le pusieron en relación con Anton Raphael Mengs, quien le encargó varias series de cartones para tapices destinados a los palacios reales.

En torno a 1780 se consolidó su prestigio, proceso que culminó con su nombramiento como pintor del rey en 1786, acompañado de una extensa actividad como retratista de la nobleza madrileña.

Su longevidad le permitió vivir bajo los reinados de Carlos III, Carlos IV y Fernando VII, y dejó testimonio de esa época de turbulencia política en sus retratos y en sus series de grabados. Superó progresivamente el academicismo y espíritu rococó de sus comienzos, lo que le llevó a convertirse en una de las personalidades artísticas más originales de la pintura occidental.

Enfermó por la progresiva inhalación de carbonato de plomo  y como consecuencia se quedó sordo en 1792, lo que acentuó su introversión y pesimismo, que le llevaron a las pinturas negras.

La reacción absolutista de 1823 le obligó a refugiarse en Francia, primero en París y finalmente en Burdeos, donde siguió pintando a pesar de su avanzada edad, realizando cuadros de enorme soltura y claro colorido.